Diversidad corporal: Qué es y cuáles son sus luchas

La palabra “Gordx” aún se utiliza para discriminar a alguien que no es considerado dentro del cuerpo hegemónico aceptado. Por diversidad corporal se entiende a la existencia de diferentes cuerpos en una sociedad. Conocé las luchas de activistas en esta nota.


Por diversidad corporal se entiende a la existencia de diferentes cuerpos en una sociedad. El problema radica en que históricamente, hay un modelo de cuerpo socialmente aceptado y que aquellos que vayan por fuera de ese “modelo corporal” es visto como algo malo. Desde hace años, en Argentina, surgieron organizaciones y colectivos que enfrentan diferentes luchas en cuanto a la diversidad corporal: desde el lenguaje que se utiliza hasta la ley de talles.



“Gordx”

La palabra “Gordx” aún se utiliza para discriminar a alguien que no es considerado dentro del cuerpo hegemónico aceptado. Según una investigación del INADI, los cuerpos gordos son aquellos que no entran en la norma y se utilizan como objeto de discriminación, burlas, exclusión, violencia y vulneración de derechos.

Brenda Mato, activista por la Diversidad Corporal y modelo Plus Size, explicó la importancia del lenguaje que se emplea ya que aquello que no se nombra, no existe. A su vez, sostuvo que durante mucho tiempo se utilizó dicha palabra como un insulto porque socialmente ser gordo/gorda era lo peor que te podía pasar en la vida.

“La gordura es motivo de un estigma social que atraviesa de modo determinante y transversal a todos los segmentos etarios y socioeconómicos de la población, y afecta en mayor medida a las mujeres, personas LGBTIQ+, afrodescendientes, indígenas, migrantes y demás personas racializadas”, expresa el INADI en su revista “Inclusive”.

Otra forma de discriminar es a través de la industria de la ropa. Esto es porque la mayoría de los comercios presentan “talles únicos” o talles que se enmarcan dentro los estándares socialmente aceptados. Es difícil conseguir una diversidad de talles a la hora de querer adquirir una prenda.

Ley de Talles Nacional

En 2021, el colectivo AnyBody encuestó a 7.777 personas. El 63% de lxs encuestados, planteó tener problemas a la hora de comprarse ropa ya que se les complica encontrar el talle pretendido. El 41%, sostuvo que frecuentemente se enfrenta a “talles únicos” cuando quiere comprar una prenda.

Este relevamiento, dejó en evidencia el sentimiento de las personas ante la negativa de la diversidad de talles: tristeza. A su vez, la mayoría de lxs encuestados reveló que esta situación los lleva a cuestionarse su cuerpo y el talle que usan o deberían usar.

Esta es una de las primeras luchas asumidas desde la creación de AnyBody. El colectivo se creó en 2011 y dos años después, se reunieron con la diputada Regazzoli para brindarle recomendaciones para una Ley de Talles Nacional.

La lucha siguió. Y en 2018, el colectivo acompañó en la cámara de senadores, un proyecto de ley que promovía armar un sistema de talles unificados. Un año después, la Cámara de Diputados aprobó la ley 27.521 llamada “Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria” (SUNITI).

Esta ley establece unificar una tabla de talles a nivel nacional, pero para eso previamente se debe realizar un estudio antropométrico. Dicho estudio, permitía conocer una tabla de talles con medidas argentinas. “Esto es una ventana que se abrió para poder llegar a las problemáticas más profundas detrás del ‘no encontrar ropa’. Vamos por un país que cambie sus lógicas excluyentes y discriminatorias por unas nuevas, inclusivas, respetuosas y que abracen la diversidad que somos”, expresó AnyBody en su cuenta de Instagram.

Para inscribirte al evento de lanzamiento este martes 19 de Abril a las 10 horas, completá el formulario

Colectivos por la Diversidad Corporal

AnyBody y Gordes Activistas de Argentina son dos colectivos que luchan por la Diversidad Corporal. AnyBody nació en 2011 y se presenta como “Body-Positive” ya que promueven la diversidad de manera inclusiva, es decir, además del talle o tamaño, también desde la etnia, habilidad, género, entre otras. Este colectivo, como se mencionó anteriormente, luchó por la ley de talles desde su presentación hasta la reglamentación.

Por otro lado, existe Gordes Activistas de Argentina, una agrupación de activistas por la diversidad corporal, que se enuncia en contra del estigma, la violencia, la patologización y discriminación constante hacia los cuerpos gordos en la sociedad. Su objetivo es visibilizar las diferentes experiencias de violencia, estigmatización y patologización de la gordura para pensar modos de erradicar la gordofobia.

El 27 de noviembre del año pasado, Gordes Activistas de Argentina, realizó su primer encuentro plurinacional de argentina en el Partido de Morón. Allí establecieron puntos en común del colectivo, entre ellos, el derecho a la recreación, goce, diversión, deporte y a habitar espacios públicos libres al acoso y discriminación.

A su vez, el colectivo plantea la diferencia entre gordofobia y violencia estética. Ambos son conceptos diferentes pero que mantienen puntos en común. Por un lado, la violencia estética es una forma de violencia contra las mujeres y refiere a los estereotipos de género, los cuales refuerzan la exigencia de belleza. Esto lo sufren, según dicho colectivo, todas las personas asignadas al género femenino y el temor a engordar es el componente más conocido. En contra posición, la gordofobia, afecta directamente a las personas gordas, sin importar su género, privándolas de accesos a derechos fundamentales. A su vez, esta trae aparejado un negocio para la corporación médico-farmacéutica: la industria de la dieta basada en modelos imposibles.

¿Cómo luchar contra la gordofobia?

Gordes Activistas de Argentina lanzó una serie de tips para luchar contra el gordo-odio o gordofobia como se mencionó anteriormente. Estos son algunos:

  • Dejar de utilizar la palabra gorde como insulto.
  • Hablar de salud integral y no solo de peso (sobre todo, si sos trabajadorx de la salud). Tomando a la alimentación en un sentido amplio, una experiencia humana que va más allá de la nutrición y que no se reduce a “no engordar”.
  • Luchar por la despatologización de la gordura, porque la gordura no es una enfermedad sino una forma corporal más entre todos los tipos de cuerpos diversos en los que puede encarnarse la humanidad.
  • Señalar que estan mal las burlas, chistes y bullyinggordofobico en todos los lugares donde podamos (cuando podamos, porque a veces no nos sale o no tenemos fuerza y también está bien no poder).
  • Trabajar por la inclusión social y laboral de las personas gordas.

¿Soñás con escribir un libro? Te ayudamos a hacerlo realidad.

¡Sumate!

Entradas recomendadas