El fútbol argentino y la falta de perspectiva de género

Fiscalías con expedientes con denuncias por violencia de género. Partidos de fútbol con jugadores denunciados. Dirigentes que defienden y justifican. Clubes con distintos criterios a la hora de aplicar un protocolo. La radiografía del fútbol argentino y una AFA que promueve, de forma tibia, la erradicación, sanción y protección en casos de violencia de género.


Domingo 22 de mayo. Boca y Tigre están jugando la final de la Liga Profesional de Fútbol Argentino. El número 22 del equipo azul y amarillo es enfocado por la cámara. Debajo se lee el apellido del jugador. Villa, en mayúscula, alcanzo a ver. ¿Villa está jugando la final con dos denuncias por violencia de género, abuso sexual y tentativa de homicidio?, me pregunto. Villa está jugando la final con dos denuncias por violencia de género, abuso sexual y tentativa de homicidio, me respondo. ¿Y la perspectiva de género en el fútbol?, vuelvo a preguntarme.

En las últimas semanas, el foco estuvo puesto en Boca a raíz de la nueva denuncia a Sebastián Villa. El jugador fue denunciado por abuso sexual y tentativa de homicidio por un hecho ocurrido el 26 de junio de 2021 y a su vez, la justicia confirmó la posibilidad de un juicio abreviado con una condena de dos años en suspenso por la denuncia que realizó su ex novia, Daniela Cortes, en 2020, por violencia de género. Pero el problema no es solo de Boca, sino que es estructural en todo el fútbol argentino.



¿La AFA tiene un protocolo de género? -pregunté.

-No. Ese es el problema. Si queres saber de los protocolos, tenés que hablar con cada club – me respondieron.

Protocolos de género

El principal problema radica en que, la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), -a pesar de tener un Departamento de Equidad y Género- no tiene un protocolo ni una guía que sirva de modelo para que el resto de los clubes puedan tener una estructura y aplicación transversal, esto significa que cada club lo arma a la merced de las autoridades. Por eso, cada institución tiene una forma distinta de proceder frente a los casos de violencia.

Lo que si existe es una guía elaborada por la Secretaría de Deportes de La Nación -junto a otras asociaciones-, que establece ocho puntos que no pueden faltar a la hora de armar un protocolo:

  • Ámbito de aplicación
  • Destinatarios
  • Situaciones
  • Objetivos
  • Principios
  • Procedimiento
  • Faltas
  • Prevención y protección

Diferencias en la aplicación

Por ejemplo, Vélez Sarsfield -que implementó un protocolo y área de esta índole en 2018, convirtiéndose en el primer club en hacerlo- establece que ante una denuncia a algún integrante de la institución -ya sea jugador o empleado- este es apartado de su cargo de forma inmediata hasta que la situación se aclare. A diferencia de esto, el protocolo de Boca, que fue creado en 2021, establece que pese a existir una denuncia penal, la denunciante tiene que realizar la denuncia si o si en el club, indistintamente de la existencia de una instancia penal o no.

Una vez que la denuncia se realice en el club, la persona que denuncia será derivada a un grupo interdisciplinario para que “escuche a la víctima” y haga un informe de riesgo a raíz de eso. Luego, se determinara una actuación de peticiones. Con todos estos pasos realizados, se pondrá al tanto a la Comisión Directiva del club para que tome una decisión, ya que según el Departamento de Género e Inclusión Social de Boca, la CD es la única autorizada a tomar decisiones determinantes antes las denuncias efectuadas.

¿Ya ingresaste al primer mapa de basurales a cielo abierto y cooperativas de reciclado de Argentina? Hacé click acá

Estadísticas

En 2021, el INADI reveló que de los 26 equipos que conforman la Liga Profesional, solo 18 cuentan con un departamento que trate la igualdad y promoción de derechos. De estos 18, 14 tienen un protocolo de violencia de género pero solo 2 clubes, en sus páginas web tienen un acceso directo que brinde toda la información frente a un caso que requiera de la activación del mismo.

Capacitaciones y formaciones

Otro de los problemas que enfrenta el fútbol argentino, es la falta de capacitación en materia de género de los clubes. El relevamiento que dio a conocer el INADI este año, muestra que solo el 28% de los clubes tiene talleres de formación en género y derechos humanos para entrenadores y dirigentes. A su vez, solo el 17% capacita a deportistas y el 3% a todo su personal.

También, muestra el porcentaje de cargos que ocupan las mujeres. Por ejemplo, el cargo de presidenta, es ocupado solo en el 18% de los clubes, mientras que el de vicepresidenta en un 15%. El cargo donde las mujeres tienen mas lugar, es el de vocal, con un 75% de presencia. Actualmente, solo 16 clubes tienen a mujeres en su Comisión Directiva -el cual debe estar compuesto por seis integrantes- . De este número, solo nueve instituciones tienen a una mujer en la CD.

Esto pone de manifiesto que, a pesar de tener áreas y protocolos que aborden las temáticas de género e inclusión, todavía estas no son incorporadas ni tomadas de forma integral en el club. Quizás, esto también, es una radiografía que pide que la AFA tenga más incidencia y promueva de forma efectiva, igualdad y equidad.


Mirá nuestro especial web “Recicladoras” acá.

Entradas recomendadas