#JulioSinPlásticos: cómo unirnos al desafío de desplastificarnos

Desde “Plastic Free July” se creó la campaña #JulioSinPlásticos”. Si querés sabér de qué se trata, aprender a reducir el consumo de plásticos y unirte al desafío, lee esta nota.


¿Te imaginás un mundo sin plásticos? Para ello, hagamos un ejercicio: pensemos en nuestros hábitos cotidianos. Por ejemplo, cuándo vamos a hacer las compras y nos dan bolsas descartables. O en los envases de un solo uso que descartamos al momento de consumir snacks o pedir delivery. O en las numerosas bolsas plásticas que usamos en las dietéticas cuando compramos a granel. ¿Y las botellas de gaseosa? Bueno, ahora juntemos todos esos descartables durante una semana. Seguro te vas a sorprender de la cantidad que juntaste. Imaginate en un mes cuánto plástico es.

Sabemos que veces puede resultar difícil imaginar la vida sin plásticos. Sólo basta con que la mayoría de los productos que consumimos puedan ser reemplazados por alternativas sustentables y amigables con el planeta. Pero cómo lograrlo. Y como todo, desde el inicio: comenzar con pequeñas acciones. ¡Conocé en esta nota de qué trata la campaña #JulioSinPlásticos y unite al desafío!

¿Qué es #JulioSinPlásticos?

Según su sitio web, Plastic Free July es un movimiento global que ayuda a millones de personas a ser parte de la solución a la contaminación plástica. Este movimiento brinda recursos e ideas para reducir los desechos plásticos de un solo uso todos los días en el hogar, el trabajo, la escuela y en las actividades diarias.

La idea de la campaña, impulsada por The Plastic Free Foundation, una organización independiente, sin fines de lucro, es comenzar a rechazar o reducir el consumo durante todo el mes de Julio de plásticos y envoltorios de un solo uso.

Esta iniciativa comenzó en 2011, impulsada por Rebecca Prince-Ruiz, en Australia. Hoy en día, es una de las campañas ambientales más influyentes del mundo, contando con la participación de millones de personas, de 190 países diferentes. 



¿Cómo podés empezar ya a reducir el consumo de plásticos?

Según Greenpeace, cada año se producen 500 mil millones de botellas de plástico, de las cuales la mayoría acaban en basurales o rellenos sanitarios. Este es un número muy preocupante y sin contar el daño ambiental que provocan cuando acaban en el océano o en la naturaleza.

Natalia Mazzei es una influencer ecológica, autora del libro “Una vida sustentable” y una activista comprometida con el planeta. Desde su instagram @Ecointensa comparte tips para conseguir hábitos cada vez más ecológicos y sustentables. En diálogo con Escritura Crónica, cuenta cómo podés iniciar el cambio para reducir los plásticos, por si aún no sabés por dónde comenzar.

Ella sistematiza el proceso en tres etapas: observación, investigación y generar el hábito. Se dice que si una persona durante 21 días puede mantener un hábito es porque ya lo incorporó. De ahí la duración de la campaña #JulioSinPlásticos.

– Para mí es fundamental primero observar: observar nuestra casa, ver cuáles son los plásticos que hay, los descartables principalmente, plásticos de un solo uso y pensar cómo podemos hacer para no consumirlos más- explica Natalia-. Y ese es un primer paso fundamental para después poder encontrar una solución, porque es una manera de identificar el problema.

julio sin plásticos

Plantea comenzar por elegir un sector de la casa, por ejemplo, la cocina y recorrerla buscando cuáles son los plásticos que hay allí. Por ejemplo: esponjas, envase del detergente, el papel film. Y lo mismo aplicarlo a todos los espacios de la casa. También plantea que un buen lugar para comenzar es el baño, donde se pueden encontrar los potes de shampoo, de acondicionador, los potes de dentífrico, etc.

– Para mí lo que viene después de la observación es investigar cómo reemplazar esos plásticos. Y ahí internet es un gran aliado, las cuentas de sustentabilidad estamos para eso, somos libritos abiertos brindando soluciones y alternativas constantemente- agrega.

Y por último, la tercera etapa es comenzar a generar el hábito. Explica que se puede ir de a poco y tal vez elegir un producto y cambiar ese. Y al mes siguiente el otro.

– Muchas veces no se puede hacer todo junto, entonces está bueno sectorizar e ir de a poco para tenernos paciencia y no colapsar.

¿Cómo unirse al desafio?

Desde Plastic Free July crearon un desafío durante todo el mes de julio en el que podés unirte de manera online para recibir consejos, compartir experiencias y aprender sobre los plásticos y de cómo reducirlos o reutilizarlos. En su web afirman que “los participantes nos dicen que los consejos y trucos de nuestros correos electrónicos semanales durante julio los ayudan a mantenerse motivados durante el desafío”. Podés ingresar a esta página para más información. https://www.plasticfreejuly.org/take-the-challenge/

También en Latinoamérica existen páginas como Unplastify que, insipirados en el movimiento, crearon otro desafío de 21 días para hacer eco de esta campaña. Lo describen como un “programa de desplastificación a través de instagram y mail abierto a la comunidad”. Tienen consignas semanales y encuentros virtuales para acompañar el proceso de los participantes. Podés unirte acá: https://www.unplastify.com/juliosinplastico

¿Qué plásticos específicamente podés comenzar a reducir desde ahora?

Así como Natalia plantea comenzar con el hogar, también dio una lista de plásticos que están presentes en nuestra vida cotidiana y son muy sencillos de reemplazar. Estos son:

Los plásticos de almuerzos al paso: “la idea es empezar a llevar mis cubiertos propios para no usar descartables, tuppers para que nos pongan la comida por peso, si consumimos ese tipo de locales”

Bolsas plásticas: “también es clave y súper fácil es evitar la bolsa de plástico del supermercado, de la verdulería y llevando la bolsa de tela, poniendo todo directamente ahí”.

Botellas reutilizables: “es fácil y súper conocido. Cuando estamos por la calle, podemos llevarnos nuestra botella de agua reutilizable y en nuestras casas instalar un dispenser o un filtro o tomar de la canilla si es potable”.


¿Ya viste nuestro #MapaTrash?

Entradas recomendadas