¿Qué son las tosqueras y por qué deben estar en la agenda ambiental?

Las tosqueras son lagunas artificiales que parecen inofensivas, pero son mortales. La mayoría están en el Gran Buenos Aires y provincia de Buenos Aires. A seis años de la muerte del joven Lautaro Mora, su madre sigue pidiendo justicia. Existe un vacío legal en la responsabilidad de este pasivo ambiental.

Tosqueras en el conurbano
Fotos: Facundo Díaz
  • Pozos que se realizan en zonas descampadas para extraer la tosca. La tosca es una tierra de color rojizo que se extrae de capas inferiores del suelo y es muy requerida por ser un “suelo de alta resistencia” que sirve de base para grandes construcciones. Se utiliza en edificios, rutas, calles, autopistas, aeropuertos, obras públicas de gran magnitud.
  • Su profundidad va desde 5 metros a 25 metros.
  • El problema radica en que vez extraída, quedan pozos conocidos como “cavas” o “tosqueras”, que se terminan llenando de agua (que proviene del nivel freático” y luego se recargan con agua de lluvia) y forman estas “lagunas naturales”.
  • En varias zonas de la provincia de Buenos Aires, hay alrededor de 36 oasis mortales escondidos en medio de descampados.
  • Según un registro de Acumar (Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo) de 2018, se identificaron nueve emprendimientos activos, de los cuales dos no registran movimiento de suelo, lo que reduce el número de activos a siete. Hay 38 inactivos, de los cuales dos no se encuentran inundados, y 36 son sitios inactivos inundados (lo que se consideran “cavas críticas”). “Estos últimos son los que resultan más riesgosos por ser sitios atractivos para la población en busca de áreas recreativas, sobre todo en el período estival”, explican.
  • Las toscas corresponden a las minas de tercera categoría, definidas como «las producciones minerales de naturaleza pétrea o terrosa, y en general todas las que sirven para materiales de construcción y ornamento, cuyo conjunto forma las canteras” (art. 5, Ley Nacional N° 1919/ Ley Nº 24.585).
¿Por qué son mortales?
  • Aves, agua cristalina y altos pastizales, el paisaje perfecto para cualquiera que quiera refrescarse en medio del calor. Atractivos a simple vista, porque su suelo es pantanoso y más el cambio de las corrientes de temperatura produce un efecto de abducción para quien se mete, que no le permite volver a salir a la superficie.
  • “Estos sitios tienen corrientes submarinas, diferencias de temperatura, que generan como remolinos. A lo que se suman algas y bordes muy altos, que generan grandes problemas al momento de intentar salir”, explica Leandro Varela, coordinador de académico de la maestría Paisaje, Medio ambiente y Ciudad de la Universidad de La Plata y presidente de la ONG Nuevo Ambiente.
Tosquera en la agenda ambiental
Fotos: Facundo Díaz
Registro de víctimas

El mayor problema es que no están tapadas, ni señalizadas, ni se advierte el peligro. Tan solo en Florencio Varela, se contabilizaron 30 muertes. Hoy se cumplen seis años de la muerte de Lautaro Aguirre Mora hace seis años en Ponteveedra, partido de Merlo y continúa impune.

¿Qué tiene que ver esto conmigo?
  • En general, están alejadas de las ciudades y ¿dónde se ubican? En barrios pobres. Eduardo Galeano llama a los sectores que pagan las consecuencias de la producción y el consumo desmedido, “Los desechables”, sobre todo por no contar con recursos para poder defenderse. El ecofeminismo define estos lugares como “territorios de sacrificio”.
  • Como si fueran las fichas de un dominó, lo que hagamos en una parte del planeta, afecta otra. ¿A qué voy con esto? Que es hora de hacernos cargo.
  • Estas minas “pertenecen únicamente al propietario, y nadie la puede explotar sin su consentimiento, salvo motivos de utilidad pública” (inc. 3, art. 2, Ley 1919/ Ley Nº 24.585).
  • En 2013, se resolvió el levantamiento parcial de la prohibición para cuatro canteras para  la continuación de la  obra  pública: “Autopista  Presidente  Perón“. Una de ellas es la cantera “Pontevedra“,  situada  en  el  Partido  de  Merlo,  así  como  en  las  adyacencias  del Arroyo  Cañada  La  Pantanosa,  Arroyo  Morales,  Río  Matanza“  (Resolución del Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N° 2 de Morón dictada en fecha 17/02/2.013, en  la  causa  C. MAR  Nº 17/2005, caratulada: “ACUMAR  s/  Ordenamiento  Territorial”).
La muerte de Lautaro sin justicia
  • Hoy se cumplen seis años de la muerte impune de Lautaro Mora, en Pontevedra, partido de Merlo, que fue justamente en la cantera de Ponteveedra. La tarde del 17 agosto de 2014, un año después de esa normativa, entre un descampado con lagunas entre el partido de Merlo y La Matanza, los amigos lo desafiaron a ver quién nadaba más rápido hacia la otra orilla. Los bomberos lo encontraron horas más tarde, sumergido, ya sin vida. “Las tosqueras son las piletas de los pobres. Son trampas en las que ha muerto mucha gente”, se lamenta su madre, a seis años, en los que nadie se hace responsable de la muerte de su hijo.
  • La muerte de Lautaro es un caso emblemático de injusticia ambiental; nos viene a decir una vez más que el mapa de la pobreza coincide con el mapa de la degradación ambiental. Y por esa razón, autoridades y empresas comprometidas se lavan las manos y miran hacia el costado, asegura la reconocida socióloga Maristella Svampa.
Ninfa Mora recorriendo la cava en Ponteevedra, Merlo, donde murió su hijo en 2014.
Ninfa Mora recorriendo la cava en Ponteevedra, Merlo, donde murió su hijo en 2014. Foto: Facundo Díaz
Vacío legal del pasivo ambiental
  • La actividad de movimiento y extracción de suelo es una actividad relacionada con la producción minera y es legal, en tanto esté permitido el uso del suelo por la autoridad competente en ordenamiento territorial y cumpla con los requisitos exigidos para su explotación por la normativa vigente.
  • Los usos relacionados con la producción minera sólo pueden permitirse en zonas rurales de la Provincia, pero corresponde a los municipios, como responsable primario del ordenamiento territorial, regular este uso dentro de sus límites.
  • El tema es qué sucede después con el pasivo ambiental que deja una vez que se termina de extraer la tosca: los privados que retiran «la tosca» no se hacen cargo de las consecuencias que dejan. Luego los gobiernos municipales o provincial no señalizan, ni las tapas.
  • En materia de ordenamiento territorial, el Decreto-Ley 8912/77 de la Provincia de Buenos Aires, dispone que el uso relacionado con la producción minera sólo podría permitirse por los municipios en áreas rurales. Lo que sucede con las cavas de Ponteevedra es que se hicieron barrios alrededor.
  • “Deberían estar alambradas y señalizadas. Además, tendrían que estar tapadas por quienes usufructuaron esa tierra”, cuenta Pablo Pimentel, presidente de la APDH de La Matanza.
  • Según ACUMAR, el tratamiento que debería constar en el plan de cierre presentado ante los organismos de control que otorgan los permisos de habilitación y cierre. Los planes de cierre pueden variar entre la construcción de reservorios para la retención de excedentes hídricos, la recomposición del sitio como parque público, etc.

Hoy, lo único que me queda es mi dolor. Ya hicimos demanda pero nada. Quiero encontrar a los responsables de la muerte de mi hijo. Las tosqueras son las piletas de los pobres –dice Ninfa, antes de emprender la vuelta, entre vacas, pastizales, camiones y basura.

Fotos: Facundo Díaz

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *