5 consejos para una transición al veganismo

Desde hace algunos años, decenas de personas han ido cambiando su estilo de vida y migraron a la abstención del uso y consumo de productos de origen animal. El veganismo aboga por el fin de la explotación animal y el respeto hacia todos los seres vivos. Si aun no estás al tanto de este cambio en tu vida, te brindamos algunos consejos a tener en cuenta 


El veganismo avanza. Es un hecho. Algunos hacen la transición siendo primero vegetarianos, otros simplemente dejan todos los productos animales. Pero empecemos por lo primero: ¿qué es ser vegano? El veganismo no es simplemente una dieta, ni una forma de comer, el veganismo es una postura ética, que plantea el no uso de los animales para cualquier fin: alimento, diversión, transporte, vestimenta, calzado, trabajos, experimentación. El veganismo aboga por el fin de la explotación animal y el respeto hacia todos los seres vivos.

  1. Etapas. Para muchas personas que han venido comiendo carnes diariamente, puede ser importante plantearse una transición en etapas: primero abandonar carnes rojas y sostenerlo un tiempo, después carnes blancas y finalmente lácteos y huevos. Esta última puede ser la cueste un poco más, dado que los lácteos son adictivos, especialmente el queso.
  2. Reemplazos. En ese caso, recomiendo ir sustituyendo por los quesos veganos, elaborados a partir de frutos secos y semillas, los hay muy bien logrados. Es importante investigar, mirar recetas, blogs, hacer algún curso de cocina, ya que alimentarse a base de plantas puede parecer difícil al comienzo, por falta de ideas de qué preparar fuera de la simple ensalada. Es un mundo nuevo de alimentos y sabores a descubrir.

3. Asesoramiento de un profesional. Algo importante al inicio de un cambio de alimentación, es estar asesorado con un profesional, o informarse por fuentes confiables (¡¡no redes sociales!!).

4. Más allá de la comida. Una vez que se logra dejar los alimentos animales, puedes dejar también de comprar calzado de cuero, camperas con relleno de plumas, jabones (muchos se elaboran con grasa animal), cosméticos y tantos otros productos.

5. Activismo. Y si lo deseas puedes sumarte a la difusión de la causa vegana, hacer activismo. Existen muchas maneras de hacerlo: con tu grupo cercano, en redes sociales, en festivales y marchas, verás que no estás solo, pues cada día somos más.

Recomendaciones

Al hacer una dieta vegana, recomiendo utilizar el mínimo posible de alimentos procesados, ya que estos no van a brindar los beneficios de una dieta basada en plantas integral. Lo mejor es comer alimentos enteros, y aprender a procesarlos en casa. Un cambio notable es que aumenta la energía, al alimentarte con más vegetales y frutas, que son alimentos vivos, tu energía se incrementa.

Otro cambio es que, al consumir mayor cantidad de fibra, se regulariza el tránsito intestinal, mejorando o incluso se revirtiendo la acidez estomacal y los malestares que esta causa. También mejora mucho la piel. Los lácteos están relacionados con el desarrollo de acné y dermatitis, también de alergias.

Va a mejorar la digestión, puesto que los productos animales tienen proteínas difíciles de digerir y las famosas grasas saturadas que pueden taponar arterias. Si acompañas este cambio con un buen estilo de vida que incluya actividad física regular, también lograrás estar en un peso saludable.

Pueden aparecer algunas deficiencias, si la dieta no está balanceada. En especial de vitamina B12, que está ausente en el reino vegetal. Otros nutrientes que no deben descuidarse son el hierro, calcio y los ácidos grasos omega 3. Se mencionan algunos otros, pero en realidad se cubren bien, el tema es lograr una alimentación vegana lo más diversa posible.

Es necesario tomar un suplemento de B12 sin excepción, en todas las variantes de alimentaciones basadas en plantas, muchas veces las personas se confían del consumo de huevos o lácteos, y lo cierto es que aportan muy poca B12, que en muchos casos ni siquiera se absorbe en su totalidad.

En la alimentación vegana infantil, en el embarazo o lactancia pueden ser necesarios otros suplementos, que en cada caso el médico o nutricionista capacitado deberá evaluar.

Lic. Eva Henderson M.N: 8805, posgrado UBA Nutrición Vegetariana, asesora científica de la Unión Vegana Argentina (UVA) y miembro fundador de SAMEV.

@nutricioneva

¿Ya tenés el libro Crónicas de una millennial?

Ebook

Libro

Entradas recomendadas

1 Comentario


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *