Hoy es el Día Internacional de la Higiene Menstrual

El 28 de mayo, a nivel mundial, es una fecha para reclamar por los derechos de las personas menstruantes y el lema de este año es «Acción e inversión en Higiene y Salud Menstrual». En Argentina, desde el 2017 y a través de la campaña #MenstruAcción, se busca romper tabúes en cuanto a la menstruación y tratarla como una política pública para achicar la brecha que existe entre quienes pueden acceder a los elementos de higiene menstrual y aquellas personas que no.


La menstruación es un tema que concierne, aproximadamente, a la mitad de la población mundial. Menstrúan madres, hijas, amigas, compañeras. Sin embargo, sobre este proceso fisiológico tan natural recaen múltiples estigmatizaciones.

Por eso, el 28 de mayo, se declaró Día internacional de la Higiene Menstrual, para romper con los tabúes existentes respecto a la menstruación. Y busca visibilizar dos puntos claves:

  •  La salud menstrual que enfrentan muchas mujeres, niñas y personas menstruantes alrededor del mundo.
  •  La creación de políticas públicas y el mejoramiento de las ya existentes.

Esta iniciativa, propuesta por la ONG Wash United, busca erradicar los estigmas y poder hablar sobre menstruación, visibilizarla y dar cuenta de las consecuencias que provoca la escasez de educación e información al respecto.

El impacto de nuestro ciclo menstrual

El ciclo menstrual no es únicamente un proceso físico por el que deben pasar los cuerpos menstruantes cada 28 días, sino que tiene un impacto social, económico, emocional y ambiental que es fundamental poner de manifiesto.

En promedio, una persona menstrúa 13 veces por año, durante 40 años. Es un proceso que comienza en la niñez-adolescencia, y finaliza durante la madurez. Y existe, durante todo ese período de tiempo, un factor económico que impacta directamente sobre la salud menstrual.

Según un estudio realizado por la organización Economía Femini(s)ta, una persona gasta alrededor de 3.233 pesos anuales si usa toallitas descartables para gestionar su sangrado, y este monto aumenta a 4.172 pesos si prefiere la utilización de tampones. En Argentina, las mujeres percibimos un salario que es entre 25% y 30% menor al de los varones, sin contar el gasto en higiene menstrual que representa otro agente de desigualdad sexual y económica.

La situación en Argentina

El 8 de marzo del 2017 se realizó en Argentina el primer Paro Internacional de Mujeres, con el objetivo de luchar contra los femicidios, la violencia machista, la desigualdad de género y la explotación femenina. Durante esta jornada, se lanzó también la campaña #MenstruAcción, una iniciativa que busca romper con los tabúes de la menstruación, quitar el impuesto IVA a los elementos de higiene menstrual ya que son considerados productos de primera necesidad, que sean otorgados de manera gratuita en espacios públicos e impulsar la investigación y divulgación de información que permita la toma de decisiones tanto en el ámbito público como en el privado.

Tras años de esfuerzo y trabajo, la iniciativa consiguió:

  • La inclusión de tampones en el programa Precios Cuidados.
  •  Ampliar la oferta de toallitas descartables.
  •  Donación de más de 15.000 elementos de higiene menstrual y su distribución.
  • La realización de talleres formativos en al menos 10 provincias.

La campaña fue declarada de interés por el Senado de la Nación y se presentaron más de 16 proyectos de ley a nivel nacional, provincial y local que buscan convertir estos reclamos en políticas públicas. Se aprobaron ordenanzas municipales para la provisión gratuita en Morón, Zárate, la ciudad de Santa Fe y San Rafael, Mendoza y se elaboraron proyectos de ley para la exención de impuestos en diversos puntos del país.

Sumate a nuestros talleres! Más info: tallerescronicos@gmail.com

Visibilizar la menstruación

Desestigmatizar la menstruación es la clave para poder difundir información en cualquier medio sin que resulte “ofensivo” o “grosero”, y que estos datos lleguen a cada persona menstruante evitando que genere pudor. Además, visibilizar este proceso como factor de desigualdad de género es fundamental para que el sangrado menstrual deje de ser un tema del ámbito privado y pueda tratarse como política pública, eliminando así la brecha que existe entre quienes tienen la posibilidad de costear sin problema sus elementos de higiene menstrual y aquellas personas que no cuentan con los recursos necesarios y deben exponerse constantemente a los problemas de salud sexual y reproductiva.

Existen otros medios para gestionar el ciclo menstrual-ovulatorio además de las populares toallitas y tampones. Hasta hace algún tiempo eran desconocidos, pero hoy, gracias a los movimientos feministas y las activistas menstruales, cada vez se logra más visibilidad entre aquellas personas que velan por la comodidad, la ecología y la salud menstrual.

Lee también: Alternativas ecológicas para la menstruación: copita, toallita de tela y esponja marina.

Hay infinitas formas de sentir, percibir y atravesar nuestra menstruación, todas igual de válidas. Lo fundamental es conocer nuestros cuerpos, tener opciones, saber qué alternativas manejamos, y sentirnos cómodas a la hora de gestionar nuestro sangrado. Por eso, este 28 de mayo, es importante que hablemos de menstruación. Para visibilizar, para educar, para politizar: hablemos de lo que nos pasa.

Trash es el primer documental interactivo sobre residuos en Argentina, dirigido por Agustina Grasso.

Ya lo viste?

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *