Alternativas ecológicas para la menstruación: copita, toallita de tela y esponja marina

Las toallitas descartables o tampones tradicionales tardan 500 años en degradarse. Sólo en Argentina, estos productos generan 130 mil toneladas de basura anual. Pero la gestión de la menstruación puede ser más amigable con el medio ambiente. Por ejemplo, con la copa menstrual, toallitas de tela o esponjas marinas.

Yo menstruo, tu menstruas, elles menstrúan, nosotres menstruamos. La mitad de la población del mundo menstrua, ha menstruado o menstruara. Se dice que la sangre menstrual es la única sangre derramada sobre la tierra sin violencia. Ahora nos resta lograr que esa sangre llegue a la tierra sin generar basura.

Los métodos más comunes utilizados para la gestión de la menstruación son los tampones y toallas descartables, los cuales tardan unos 500 años en degradarse. Si bien no existen cifras mundiales y todos los cálculos son realizados por investigaciones particulares, se calcula que solo en Argentina estos productos generan 130 mil toneladas de basura anual. 

Sustancias dañinas

Además, según la organización ambiental feminista Women’s Voices for the Earth, contienen sustancias dañinas para la salud como celulosa, polietileno, papel siliconado, poliéster, polipropileno, pulpa de papel blanqueada y aromatizantes, poliacrilato, rayón y asbesto. Generando  comezón, ardor, irritación, reacciones alérgicas y sarpullidos. Llegando a ocasionar infecciones del tracto urinario e incluso síndrome del shock tóxico (SST).

El lado B o la paradoja de esta realidad de toneladas y toneladas de desechos contaminantes, es que en muchísimos países la menstruación sigue siendo tabú y las mujeres se encuentran con enormes dificultades para acceder al derecho de una higiene menstrual, a tal punto que existe un día internacional de la Higiene Menstrual. Solo para conocer algunas cifras, en India por ejemplo, el 84% de las mujeres no tiene acceso a toallas sanitarias, y utilizan trapos, paños e incluso barro y cortezas de árboles.

Ahora te vamos a contar muy brevemente cuales son los métodos de gestión de la menstruación más amigables con el medio ambiente y cómo se utilizan.

¿Ya tenés el libro Crónicas de una millennial?

Ebook

Libro

Copa Menstrual

Las copas menstruales llevan décadas en el mercado y fuera de él. Hay pruebas de copas menstruales que su creación data de 1867. 

La copa Menstrual llega a nuestros días, mayormente, producida con silicona. Existen diversos talles, dependiendo de la marca. Al momento de elegir la tuya debes considerar algunos aspectos como: edad, contextura física, si has tenido hijxs por parto vaginal o cesárea, cuantas toallitas usabas por día, etc.

La limpieza de la copa consiste en esterilizarla en abundante agua hirviendo durante 3 a 5 minutos: antes del primer uso en cada ciclo y al finalizarlo. No es necesario hervirla cuando la saques para vaciarla durante el sangrado, bastará con ser enjuagada con agua potable. Siguiendo todas las instrucciones de cuidado, la durabilidad de la copa es de entre 6 y 10 años

Para su colocación es necesario plegarla. Las más comunes pueden ser en forma de “C”, o “Tulipán” esto se consigue llevando el borde de la copa hacia el otro extremo y a su vez para abajo. Al colocar la copa se debería sentir que se desplegó adhiriéndose a las paredes vaginales y formándose un pequeño vacío. Para quitarla se empuja con un pequeño movimiento de los músculos de la vagina, como si fuera un pujo. Antes de sacarla, siempre será fundamental romper el vacío antes de tirar del cabito. Para ello se presiona con los dedos en la base.

Toallas de Tela

Las toallas de tela tienen una forma similar a la que tienen las toallas descartables. Tienen alitas y broches para sujetarlas alrededor de la bombacha. Están confeccionadas en tela 100% algodón biodegradable, en el interior pueden tener una tela impermeable. Llegan a durar hasta tres años.

Para lavarlas no es tan complicado como creemos. Se dejan en remojo con agua fría (siempre). Para ayudar a sacar las manchas se puede agregar  bicarbonato o agua oxigenada. Luego se da una primera lavada con jabón blanco y fregando un poquito, ahí las volves a dejar en remojo (si es al sol mejor). Finalizas con un lavado profundo a mano y luego al lavarropas. 

Esponjas Marinas Naturales

Menstruales ~ Anticonceptivas

Las esponjas son orgánicas, lavables y reutilizables, biodegradables y libres de químicos. Es absorbente. Su anatomía es totalmente dócil y  suave, al introducirla en la vagina se adapta inmediatamente a las paredes vaginales sin generar incomodidad alguna, absorbiendo el flujo de sangre menstrual por aproximadamente 3 horas.

Es súper amorosa con el cuerpo y fácil de usar. Al inicio y al finalizar el sangrado es necesario lavarla con agua potable y vinagre. Durante los días de sangrado sólo basta con que la enjuagues con agua al sacarla y antes de volver a introducirla. A diferencia de otros métodos de Gestión Menstrual, podés tener relaciones sexuales con penetración con la esponja dentro.

Puede usarse para hacer todo tipo de deportes, incluso los acuáticos.

Para colocarla sólo se dobla y se introduce dentro de la vagina, como un tampón o como la copa menstrual, aunque la esponja no requiere que la introduzcas demasiado arriba,queda en el canal vaginal. Para sacarla, podrás tirar de su cordón o bien con la ayuda de tus dedos.

Además se puede utilizar como método de Anticoncepción Natural combinado con aceites espermicidas y un seguimiento riguroso del ciclo (recomendamos el método sintotérmico). 

Sangrado Libre 

Esto no es un método en sí, sino una forma de relacionarse con el sangrado. Digamos que si no tuviéramos tanto miedo de “mancharnos”, simplemente podríamos dejar que la sangre corra libremente. Como cuando dormimos por ejemplo, o en los últimos días de menstruación. 

Si prestamos atención al cuerpo, nos daremos cuenta de que la menstruación no sale del útero de manera ininterrumpida, sino que el flujo sale mediante una contracción uterina. 

Muchas mujeres comenzaron así a practicar el sangrado libre, luego con el tiempo fueron afinando su percepción interna hasta detectar cuando el cuello del útero se abre para liberar la sangre o bien mediante un cosquilleo en el canal vaginal, lo cual les da tiempo para evacuar la sangre (algunas lo hacen sobre la tierra como ofrenda), pero muchas de ellas simplemente lo hacen en el inodoro. ¿Te darías la oportunidad de practicarlo aunque sea solo un rato?

No importa el método que elijas, solo hacelo con consciencia y amor. Para elegirlo podes consultar con cualquier emprendedora que fabrique toallas y venda copitas. Ella te va a asesorar con amor y respeto.

Texto: Julieta Calegari – Jorgelina Barros

Julia Calegari es guía de procesos cíclicos-menstruales. Creadora de @Venusiana._ donde comparte diferentes terapias de sanación integral. Confecciona toallitas de tela para menarcas y adultxs. Es terapeuta menstrual de la Red Madre Tierra, amante de los círculos y la naturaleza. Busca compartir en clave transfeminista desde una perspectiva que invite a transitar-nos hacia la soberanía de nuestras cuerpas, en armonía, en reconocimiento y unidad de la ciclicidad, ofreciendo diferentes posibilidades para la Gestión Menstrual desde la Ginecología Autogestiva. Estudió Pedagogía y Educación Social.

Creo (en) la magia.

Entradas recomendadas

1 Comentario

  1. Me encantó! No conocía lo de las esponjas marinas!! Un texto muy útil!!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *