Ambientalistas rechazan las modificaciones en la Ley Ómnibus

Más de cien organizaciones de la sociedad civil se oponen a las modificaciones a las leyes ambientales propuestas en la última versión del proyecto de Ley Ómnibus presentado por el Gobierno Nacional. Además se entregó una carta ante la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.


Ambientalistas rechazan las modificaciones en la Ley Ómnibus. Sí, no pasaron ni dos meses del gobierno de Javier Milei que el ambientalismo, como así también sectores de la cultura y derechos humanos, tienen varios frentes de batalla abiertos en defensa de derechos conquistados en democracia que el gobierno de Javier Milei busca derribar. Dicen que la unión hace a la fuerza, así es que más de cien organizaciones hicieron una presentación ante los diputados y diputadas nacionales, reclamando que no se incorporen las modificaciones propuestas en el capítulo ambiental del nuevo proyecto de ley.

Y en contextos donde reinan las noticias falsas y los memes, también se se está destacando la lucha de varios sectores, como el ambiental.

“Como se manifestó en otras ocasiones, estas leyes ambientales y las modificaciones propuestas en la nueva versión que presentó el ejecutivo recientemente, no tienen ninguna relación con las necesidades y urgencias de la situación económica que atraviesa la Argentina. No hay justificación alguna para que sean incorporadas en el paquete de reformas”, afirman.

Ambientalistas rechazan las modificaciones en la Ley Ómnibus

La carta alerta cómo las propuestas de modificación a la Ley de Bosques, la Ley de Glaciares y la Ley de Control de Actividades de Quema, entre otras, representan “una amenaza directa al derecho de los argentinos y las argentinas a vivir en un ambiente sano“. Además, señalan que “estas modificaciones incumplen los compromisos internacionales suscritos por Argentina. El proyecto de ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos es cuestionado por vulnerar el principio de no regresión ambiental. “Los cambios propuestos implican una disminución de los niveles de protección ambiental ya alcanzados“.

Las organizaciones firmantes hacen un llamado a la Cámara de Diputados para que “no dé curso a estas propuestas que chocan frontalmente con principios jurídicos y la normativa nacional e internacional vigente en el país“. Representantes de movimientos ambientales aseguran que “se pretende beneficiar a ciertos sectores, arriesgando seriamente el cumplimiento de los compromisos asumidos por el país en los foros multilaterales ambientales“.

Los diputados y diputadas deben salvaguardar los derechos fundamentales de los ciudadanos y el compromiso internacional del país con la protección del ambiente, rechazando estos cambios y eliminándolos del proyecto de ley“.



Firmas

¿Qué pasa con los glaciares?

El texto original de la Ley Ómnibus elimina presupuestos mínimos de las normas de glaciares y bosques, flexibiliza controles y quita la obligatoriedad de las comunidades en el acceso a la información.

“En el dictamen que está circulando se entrega la Ley de Glaciares a las grandes mineras. Cambian las definiciones de glaciares y periglaciar, como venía pidiendo Barrick, para achicar notablemente las áreas protegidas. Glaciares, ahora protegidos, ya no y podrán ser destruidos”, afirmó el abogado ambientalista Enrique Viale en X.

La ley tiene nombre y apellido

Se les terminó el curro“, es una de las frases que más se suele escuchar a quienes defienden las políticas de este gobierno libertario que asumió el pasado 10 de diciembre con la mayoría de los votos. En su electorado, se destacan posiciones rígidas, poco permeables al intercambio de ideas y con mucho descontento social que fue creciendo en los últimos años bajo el lema “se robaron todo“. Ese enojo hacia diversos partidos de la -hoy- oposición política fue un gran caldo de cultivo para el escenario que vivimos hoy donde los grandes terratenientes y empresarios de más poder de Argentina realmente son los beneficiarios directos de estas leyes.

“La ley ómnibus tiene nombre y apellido”, dijo Enrique Viale, de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, en la participación de la sociedad civil en el Congreso de la Nación. Allí dio nombres de los beneficiados por la modificación en la ley de bosques y denunció que ya desmontaron más de 126 mil hectáreas de bosque nativo.

¿Quiénes son?

“Los más beneficiados son Eduardo Elsztain (dueño del Hotel donde se alojó Javier Milei durante los últimos meses) Mauricio Macri (expresidente de la Nación), Luis Caputo (ministro de Economía), la Barrick Gold Corporation (empresa transnacional minera), etc”, denunció Viale en el Congreso.

“Hasta hace poco estábamos debatiendo en el Congreso de la Nación si sancionábamos una ley de humedales. Ahora retrocedimos y estamos debatiendo leyes sancionadas hace 15 años: la de bosques y la de glaciares. Estábamos discutiendo el siglo XXI y nos llevaron a discusiones del siglo XIX”, afirmó Viale.

24 de enero: marcha al congreso

Así es que mañana 24 de enero, grupos ambientales junto a varios sectores de la sociedad, se movilizarán al Congreso Nacional en defensa de “las leyes ambientales, de la Constitución y del Estado de Derecho”.

Entradas recomendadas